Juan Hoppe

Fotógrafo Documental





La masculinidad, como la conocemos, se sostiene en no ser mujer, no ser niño y no ser homosexual. A través de estos parámetros, los hombres dejan de lado actitudes o sentimientos que los asocien a tales categorías.

La tristeza es una de las emociones más presentes en el ser humano. Todos tienen algún recuerdo o situación en la vida que esté ligada a esta. Sin embargo las formas de sentirla o habitarla son múltiples.

Bajo la corriente psicológica de la escuela Gestalt, existen tres formas de vivir la tristeza que se ligan con la masculinidad. Estás están asociadas a la rabia, la angustia y la nostalgia.